El Artritis – Las personas mayores se benefician de la atención quiropráctica

Las personas mayores se benefician del dolor de espalda y cuello. Muchas de estas personas mayores solicitan ayuda en una oficina de atención médica. En muchos casos, se toman radiografías y el mas comun diagnóstico es de “artritis”. Se le puede decir al paciente: “Es artritis y solo tienes que vivir con ella” y le dan medicamentos para el dolor.

Sin embargo, un estudio científico publicado en The Journal of Arthritic Care and Research, octubre de 2018, muestra que hay un enfoque diferente a seguir.

Un grupo de 182 adultos mayores con dolor de espalda o cuello, ha participado a una programa de tratamiento de 12 semanas que combina la terapia de manipulación espinal y ejercicio de rehabilitación. Ellos experimentaron mejoras impresionantes en el dolor y la discapacidad.

Las personas mayores pueden tomar un enfoque alternativo para obtener ayuda con el dolor de espalda y cuello. Por exemplo, la atención quiropráctica puede ayudar significativamente. Los quiroprácticos examinan las áreas del cuello y la parte inferior de la espalda de la columna vertebral. Ellos queren determinar si hay una desalineación o un movimiento inadecuado de las vértebras.

Cuando se encuentra una desalineación o un movimiento inadecuado de las vértebras, se realiza atención quiropráctica para normalizar la condición. Los quiroprácticos han tratado a pacientes con dolor de espalda durante más de 125 años. La atención quiropráctica es segura, efectiva y asequible.

Los quiroprácticos también capacitan a los pacientes para que realicen ejercicios simples y suaves de estiramiento y fortalecimiento. Todo esto para mejorar la curación del dolor de cuello y espalda. Una recomendación específica es comenzar el día lentamente. A medida que envejecemos, la mayoría de las personas descubren que están algo rígidas y posiblemente adoloridas por la mañana. No es raro que las personas se levanten y comiencen a moverse con demasiada energía de inmediato.

En su lugar, es mejor tomar la primera hora después del despertar y comenzar lentamente. Los ejercicios suaves de estiramiento permiten que el cuerpo se caliente. Una vez que la primera hora ha pasado y el cuerpo se calienta, generalmente podemos asumir tareas más rigurosas.

Con la ayuda de la quiropráctica, los adultos mayores tienen acceso a un enfoque no quirúrgico y sin drogas para ayudar a aliviar el sufrimiento y la discapacidad de estas condiciones comunes.

Publicado en Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *